La producción de calor de los equipos que conforman un centro de datos es uno de los problemas principales y que más preocupan a sus administradores. El exceso de calor en una sala de servidores afecta negativamente el rendimiento del equipo y acorta su vida útil, además de suponer un peligro en el caso de alcanzar niveles elevados. Por eso es de vital importancia el diseño de un buen sistema de refrigeración. A continuación SITISA pone a tu alcance los diferentes sistemas de enfriamiento basados en diseño, instalación y reparación:

Aires de autocontención

El producto InRow para expansión directa está diseñada para acercar el enfriamiento a la carga informática donde se origina el calor. Este diseño impide la recirculación de aire caliente y al mismo tiempo mejora la predicibilidad del enfriamiento y le permite al usuario invertir en el entorno en función del crecimiento del negocio. Este enfriamiento esta estrechamente acoplado con aire, agua y glicol para salas de cableado, salas de servidores y centro de datos.

Aires acondicionados de precisión (hilera y perimetrales)

Los sistemas de enfriamiento de precisión están diseñados específicamente para satisfacer las necesidades de densas cargas electrónicas, las que generan un calor más seco que en el caso de enfriadores de ambiente convencionales, estando preparados además para dar enfriamiento durante todo el año, 24 horas al día. Los equipos electrónicos requieren niveles más precisos de humedad y calidad de aire que los que se consiguen con los sistemas de enfriamiento convencionales. Existen dos grandes patrones arquitecturas de enfriamiento en salas de equipos:

Enfriamiento por sala ó perimetral CRAC (INROOM):

Esta arquitectura tiene como objetivo enfriar completamente la sala o recinto que contiene los diferentes rack de equipos electrónicos. Son sistemas de aire acondicionado de precisión diseñadas para mantener en control tanto la temperatura como la humedad. Estas ofrecen alta confiabilidad en la operación durante todo el año, con la facilidad de servicio, flexibilidad de sistema y redundancia necesaria para mantener las salas críticas de tecnología en funcionamiento. Asimismo, proporcionan alternativas de enfriamiento flexibles y eficientes para los centros de datos con densidades de calor bajas, ya sea enfriando las cargas de TI fuera de los racks o controlando la humedad de la sala. Una combinación entre el enfriamiento InRoom y el enfriamiento InRow permite ofrecer una solución más eficiente y con un ahorro de energía congruente con las actuales prioridades de los responsables de TI.

Enfriamiento por hilera de racks (IN ROW):

En esta arquitectura, los aires acondicionados de precisión están ubicados estratégicamente en la (s) hilera (s) de rack de equipos, con ello se evita tener que enfriar todo el recinto ó sala de los rack. Los equipos de Aire Acondicionado tipo In Row son de montaje en piso, su diseño acerca el aire frio a la carga térmica, que en el caso de TI es el calor producido por los equipos informáticos, con esta tecnología se impide tener pérdidas por la mezcla de aire frio con caliente y le permite al usuario hacer una inversión en función del crecimiento de su carga térmica (equipo modular), o resolver problemas de “puntos calientes”.

Estudios térmicos

Con el servicio de análisis térmico, visualiza, documenta y optimiza los puntos débiles responsables del incremento de calor. De este modo, se superan algunas de las deficiencias que se producen en la refrigeración. En la práctica, el cumplimiento de determinados valores máximos de temperatura no siempre queda garantizado en los racks para servidores. A menudo los servidores posicionados en la zona superior no reciben una cantidad de aire frío suficiente o la temperatura rebasa los valores límite predeterminados. También pueden resultar problemáticos los armarios exteriores situados en pasillos fríos desprovistos de un cerramiento en forma de cubo, porque en estas zonas entra una mayor cantidad de aire caliente, que se mezcla con el aire frío. De este modo, el estudio térmico posibilita verificar la climatización. Incluye una medición de las temperaturas del aire de refrigeración en la admisión de aire de cada rack para servidores, sobre una trama vertical de 100 hasta 200 mm, así como la determinación de la temperatura en la superficie de los racks mediante una termografía de IR. Una vez procesados los valores de medición, el cliente recibe por escrito un informe de medición detallado, con representaciones tabuladas y gráficas de los resultados de medición. Esto permite identificar más fácilmente los problemas de temperatura en los racks para servidores. Disponiendo ya de valores de medición fundamentados, se puede proceder a aplicar medidas orientadas hacia la optimización de la climatización.

Mediante el uso de cámaras térmicas así como medidores de temperatura, humedad, flujo y carga eléctrica, se hace el análisis térmico. Con el fin de detectar puntos frios y calientes tanto en gabinetes y bastidores como en el centro de cómputo y verificar el comportamiento general del equipo.

>